LOS MEJORES CAMPEONES OLIMPICOS DE LA HISTORIA .

Boxing: 1976 Summer Olympics: USs.

1. Stevenson, el caballero del ring

Entre las múltiples estrellas del deporte cubano, tal vez la más admirada de la historia fue Teófilo Stevenson (29 de marzo de 1952, Puerto Padre, Las Tunas), quien tiene la distinción de haber sido el primer latinoamericano en coronarse tricampeón olímpico de boxeo.

Stevenson debutó con una derrota en 1966 teniendo sólo 14 años de edad y de hecho fue vencido en la mayoría de sus primeros 20 combates.

Pero para 1969 había disputado el campeonato nacional de peso completo y cuando Andrei Chervonenko, el entrenador de boxeo de la Unión Soviética, se acercó a él para trabajar en su técnica, la carrera de ‘Pirolo’ despuntó. Stevenson ganó la medalla de oro de los Juegos Olímpicos de Múnich 1972Montreal 1976 y Moscú 1980 en plan dominante, uniéndose al húngaro László Papp como los únicos en lograr tres títulos olímpicos hasta ese momento.

También conquistó los títulos mundiales a nivel aficionado de peso completo en 1974 y 1978 y de supercompleto en 1986, y fue monarca de los Juegos Panamericanos de 1975 y 1979. Stevenson no fue en realidad un atleta súper poderoso o especialmente explosivo, pero su larga estatura (1.90 m), excelente boxeo a la distancia y precisos golpes rectos le convirtieron en un rival formidable, que de acuerdo con numerosas fuentes del deporte cubano registró una marca de 301-19-1.

A Stevenson le pidieron muchas veces que aceptara pelear con Muhammad Ali en lo que algunos llamaban la posible ‘Pelea del Siglo’, lo cual nunca sucedió por la completa lealtad del púgil al régimen político cubano, que prohíbe el deporte profesional.

Ese amor por su patria y la limpieza para pelear, siempre con gran deportivismo, le valieron ser llamado el ‘Caballero del Ring’. Falleció el 11 de junio de 2012 a los 60 años víctima de un ataque cardíaco.

Sus últimos años prácticamente en el olvido , como sucede en Cuba con muchos grandes campeones , se inclinó por el alcohol , aunque nunca se alejo de los gimnasios donde enseñaba a los más jóvenes.

Estando en Miami visitando a Muhammad Alí por unos días , fue llevado al aeropuerto para volver a su amada Cuba . Stevenson estaba en la sala de espera cuando un policía se le acercó y no sabemos porque razón comenzó a provocarlo , mala idea , Stevenson sacó su famosa «derecha» y hombre al piso .

Para evitar cualquier problema de inmediato fue llevado casi en andas hasta el avión que estaba por partir y así amigos y autoridades del Boxeo lo salvaron de un pasaje por los tribunales americ

 

2. Papp, primer tricampeón olímpico

 

Sesenta años antes de Manny Pacquiao hubo otro fenomenal boxeador zurdo de vicioso golpeo y espectacular estilo. Su nombre fue László Papp, considerado por muchos el más grande púgil aficionado de la historia. Papp (25 de marzo de 1926, Budapest, Hungría) tuvo una carrera monumental en el terreno amateur que contabilizó de manera extraoficial 288 triunfos a cambio de 12 derrotas. Pero lo que le permitió hacer historia fueron sus tres campeonatos olímpicos, primera vez que alguien se llevó el oro en tres torneos de la máxima celebración deportiva.

Primero ganó en peso mediano en los Juegos de Londres 1948 venciendo en la final al local Johnny Wright. Luego conquistó el título de peso superwelter o mediano ligero en Helsinki 1952, cetro que refrendó en Melbourne 1956 con una victoria sobre el puertorriqueño José Torres, quien representaba a Estados Unidos.

Después de su tricampeonato olímpico sin precedentes, Papp se convirtió en profesional, estableciéndose en Viena, Austria porque Hungría tenía un régimen socialista que le prohibía el profesionalismo. Se coronó campeón europeo de peso mediano en 1962 y no conoció la derrota en sus 29 peleas, antes de que su país le ordenara volver, acabando así su carrera. El Consejo Mundial de Boxeo le nombró en 1989 el mejor boxeador amateur-profesional de todos los tiempos y fue entronizado al Salón de la Fama del Boxeo Internacional en 2001. Falleció el 16 de octubre de 2003 a los 77 a

 

3. Robinson, grande desde un inicio

 

Haber sido uno de los mejores boxeadores profesionales de la historia, si no es que el mejor, no es razón para que ‘Sugar’ Ray Robinson sea ignorado en la lista de los más grandes del boxeo aficionado. Walker Smith Jr. (3 de mayo de 1921, Ailey, Georgia) se interesó en el boxeo desde temprana edad y este deporte posiblemente le salvó de involucrarse en problemas serios de delincuencia dadas las precarias condiciones en las que creció en Detroit y Nueva York.

En esta última, Smith empezó a boxear en un club atlético del barrio de Harlem siendo un adolescente.

En una ocasión se abrió una vacante para pelear durante un evento de boxeo y él pidió subir al ring, pero no tenía la acreditación correspondiente para pelear de parte de la Amateur Athletic Union (AAU). Entonces su entrenador sacó varias credenciales de sus púgiles y escogió una con nombre Ray Robinson. Smith ganó la pelea y luego de hilvanar algunos otros triunfos alguien dijo que era un peleador ‘sweet’ (‘dulce’ en el ring), siendo bautizado por un diario local como ‘Sugar’ Ray Robinson.

La carrera amateur de Robinson fue casi inmaculada en el duro boxeo neoyorquino de la época: 85 ganados y 2 perdidos (de acuerdo con BoxRec), con la impresionantes cifra de 69 nocauts, de los cuales 40 fueron en el primer round. Ganó los títulos de los Guantes de Oro de Nueva York de peso pluma en 1939 y de peso ligero en 1940. Algunas fuentes de información establecen que Robinson nunca perdió como amateur (85-0) antes de ingresar al profesionalismo, donde sólo perdió una de sus primeras 131 peleas. Son muchas las anécdotas sobre Robinson , pero siempre me gustó la siguiente : años antes de su debut como amateur el gran Sugar se ganaba sus monedas bailando tap con sus amigos en las calles ;  en una ocasión se detuvo a su lado una gran limusina de la cual bajó el gran Campeón cubano Kid Chocolate ( 136 peleas ,51 ko  y solo 10 derrotas) ,en Pluma, liviano y Gallo , autor de la frase «el boxeo soy yo» .

El Kid se arrimó al niño y le dio unas cuantas monedas , pasaron los años y estando Chocolate en su decadencia alojado en un humilde hotel de pronto le llegó una invitación a cenar en un lujoso restoran , ataviado con sus mejores ropas Kid Chocolate se presento al restoran donde para su sorpresa lo esperaba Ray Sugar Robinson el Campeón Mundial Mediano para compartir su mesa . Ante la pregunta del sorprendido Kid , Sugar Ray le contó que hace muchos años el bajó de una limusina y le dio unas cuantas monedas a un niño que bailaba tap , ese niño era él , Sugar Ray Robinson ,el mejor libra por libra de la historia.

Robinson, quien dominó el boxeo profesional como campeón mundial de peso welter y mediano, falleció el 12 de abril de 1989 a los 67 año

 

4. Savón, el eterno campeón

Una vez que la carrera de Teófilo Stevenson terminó, el boxeo cubano no tardó en descubrir a su nueva estrella en la división de los pesos completos. Félix Savón (22 de septiembre de 1967, San Vicente, Guantánamo, Cuba) empezó a boxear para cuando Stevenson ganaba el oro en los Juegos Olímpicos de 1980, lo cual le sirvió como inspiración.

Su nombre resonó a escala internacional a partir de 1986, cuando ganó su primer campeonato mundial amateur, en Reno, Nevada.

Serían otros cinco títulos mundiales: Moscú 1989, Sydney 1991, Tampere (Finlandia) 1993, Berlín 1995 y Budapest 1997. Además, ganó los campeonatos de los Juegos Panamericanos de Indianápolis 1987, La Habana 1991 y Mar del Plata 1995.

Pero lo que hizo de Savón un histórico del más alto nivel fueron sus títulos olímpicos consecutivos para emular a Stevenson y al húngaro László Papp. Empezó con el triunfo en los Juegos de Barcelona 1992, siguió con el oro de Atlanta 1996 y finalmente el de Sydney 2000. En todos sus combates olímpicos, Savón dominó ampliamente, siendo su marcador más ajustado un 21-13 sobre el ruso y futuro campeón mundial Sultan Ibragimov en la final de 2000.

Savón, un atleta imponente de buenos fundamentos y demoledora pegada, no fue mejor pugilista que Stevenson, pero sí registró mejores números (362-21), acumuló más cetros y pudo haberse convertido en el máximo ganador del boxeo olímpico en solitario si su país no hubiera boicoteado los Juegos de Seúl 1988, cuando él ya era monarca panamericano y contendiente al oro olímpico.

 

5. Rigondeaux, el mejor peso chico

 

Guillermo Rigondeaux (30 de septiembre de 1980, Santiago de Cuba) ha sido posiblemente el mejor boxeador amateur de una división menor en la historia, antes de desertar de Cuba y convertirse en profesional en 2009. Para cuando decidió emigrar de su país natal, el famoso ’Chacal’ había ganado casi 400 peleas y perdido apenas 12 (su récord no es preciso). Sus siete campeonatos nacionales entre 2000 y 2006 en peso gallo hablan por sí solos de su dominio en dicha categoría y sus medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Sydney 2000 y Atenas 2004 le permiten reclamar un sitio entre los más grandes a nivel aficionado.

Es uno de sólo ocho púgiles en ganar un título olímpico en al menos dos Olimpiadas. Zurdo, veloz, fuerte y extremadamente técnico, Rigondeaux también se coronó campeón mundial en 2001 en Belfast (Irlanda del Norte) y en 2005 en Mianyang (China), entre otros títulos. Ganó sus primeras 10 peleas como profesional y el campeonato de peso supergallo de la AMB. Tuvimos el gusto de conocerlo en Buenos Aires en ocasión de los Juegos Odesur del 2006 . Super humilde , en su carácter y en su vestimenta fue la estrella del Campeonato , sin embargo charlando con él encontramos a una persona con muy buen sentido del humor y sin ningún sentimiento de superioridad , siendo un doble campeón Mundial y Olímpico.

Luego de este Campeonato viajó con su selección a Rio de Janeiro a combatir por un Panamericano , previo a su tercer Olimpiada, quiso escapar junto con otro boxeador hacia Alemania , pero fue capturado por la policía Brasileña y enviado a Cuba donde permaneció preso por dos años en su casa , hasta que en un escape de película , luego de eludir a dos policias secretos que lo vigilaban día y noche , pudo cruzar a Miami a bordo de una lancha cuya borda estaba a veinte centímetros del agua.

En Miami comenzó una brillante carrera donde se coronó campeón al vence a Donito Donaire , el mejor libra por libra del momento . Lamentablemente esto le costo la ira del poderoso Bob Arum , que a partir de ese entonces lo radio totalmente de las carteleras principales.

6 .    Lagutin, la leyenda rusa

Boris Nikolayevich Lagutin (24 de junio de 1938, Moscú) fue la versión rusa de Teófilo Stevenson: una figura legendaria del boxeo de la entonces Unión Soviética. Al igual que el cubano, logró tres medallas olímpicas, empezando por la de bronce de peso superwelter o mediano ligero en los Juegos de Roma 1960, donde perdió en la ronda semifinal ante el eventual campeón. Pero en Tokio 1964 y México 1968 no tuvo rival y subió a lo más alto del podio. No alcanzó la fama de Stevenson , pero fue un gran campeón , basta con ver alguna de sus peleas para confirmarlo.

De un estilo de boxeo clásico, con gran alcance y poderosas embestidas, Lagutin es unánimemente considerado el mejor superwelter amateur de la década de los 60, pues también se coronó campeón de Europa en 1961 y 1963 y fue monarca soviético seis veces. Su marca total fue impresionante, con 287 triunfos en 298 combates.

 

7. Leonard, el oro perfecto

 

El talento de Ray Charles Leonard (17 de mayo de 1956, Rocky Mount, Carolina del Norte), mejor conocido como ‘Sugar’ Ray Leonard, fue evidente desde que dominó la división de peso superligero como peleador amateur. Leonard ganó el campeonato nacional de los Guantes de Oro de 1973 en peso ligero y el de 1974 en superligero. Un año después fue monarca de los Juegos Panamericanos efectuados en la Ciudad de México y en 1976 se consagró con la que ha sido posiblemente la actuación más brillante por un boxeador en un torneo aficionado, y nada menos que en la competencia más alta: los Juegos Olímpicos.

Montreal 1976 tuvo a atletas inolvidables encabezados por la gimnasta rumana Nadia Comaneci y sus entonces inéditas calificaciones de 10. Pero Leonard tuvo su propio camino de perfección en la ciudad canadiense al ganar cada una de sus seis peleas por marcador de 5-0 y obtener el oro, esto último tras vencer en la final al cubano Andrés Aldama. En total, la carrera amateur de Leonard se escribió con 145 victorias, 5 derrotas y 75 noca

 

8. Mallin, un titán de los 20

 

Uno de los grandes del boxeo antiguo fue Henry William ‘Harry’ Mallin (1 de junio de 1892, Shoreditch, Gran Bretaña), quien pasó a la historia como el primer boxeador que refrendó un campeonato olímpico, además de que nunca perdió en su carrera de más de 300 peleas. También policía de la ciudad de Londres, Mallin ganó el oro de peso mediano en los Juegos Olímpicos de Amberes (Bélgica) de 1920.

Cuatro años más tarde, se sobrepuso a un controversial episodio en París para volver a ser campeón. En cuartos de final, los jueces le habían dado el triunfo al peleador local Roger Brousee sobre Mallin, pero luego de largas discusiones causadas por varias mordidas del francés en brazos y pecho del británico, se le dio el triunfo a éste por descalificación. De ahí se enfiló al oro en los Juegos de 1924. En el mejor momento de su carrera, las autoridades comunistas rusas le ofrecieron a Mallin mucho dinero para convertirse en instructor de boxeo de ese país, de acuerdo con sus hijos, pero él no aceptó.

 

 

9. Clay (Ali) no podía faltar

 

Es imposible no incluir entre los más grandes amateurs de la historia a Cassius Marcellus Clay (17 de enero de 1942, Louisville, Kentucky), quien coronó una excelente trayectoria con la medalla de oro de peso semicompleto en los Juegos Olímpicos de Roma 1960. Seis veces ganador de los Guantes de Oro de su estado natal y múltiple monarca del llamado Torneo de Campeones de los Guantes de Oro en Chicago, Clay empezó a darle forma a su carrera de leyenda al ganar sus cuatro pleitos en la capital italiana, incluyendo el decisivo contra el polaco Zbignew Pietrzykwoski, un ganador de tres medallas olímpicas que cuatro años antes había sido vencido por László Papp.

La continuación del capítulo olímpico de Clay es digna de libro; en su autobiografía de 1975, él relata que lanzó su medalla de oro –la cual acostumbraba lucir en todo momento con una amplia sonrisa– al Río Ohio luego de que una ocasión no le permitieran ingresar a un restaurante de Louisville debido a las restricciones racistas que entonces prevalecían en la región. El récord final de Clay como aficionado tiene varias versiones según la fuente consultada, pero en todo caso cualquiera de ellas es impresionante, desde 100-5 a 127-5. Clay, quien después cambió su nombre a Muhammad Ali, se hizo profesional con apenas 18 años de edad tras volver de Roma y procedió a convertirse en la más grande estrella de la historia del boxeo.

10. Vasyl Lomanchenko

Para lo úlimo de esta selección dejamos al gran Vasyl Anatoliyovich Lomachenko (ucraniano; nacido el 17 de febrero de 1988)1​ actualmente  boxeador profesional ucraniano; fue campeón mundial pluma de la WBO y campeón mundial superpluma de la WBO actualmente es campeón mundial de la WBA, WBO, y WBC Peso Ligero.

En su brillante carrera amateur ganó la medalla de plata en el Campeonato de Boxeo Amateur del Mundo de 2007, medallas de oro en los Campeonatos de Boxeo Amateur del Mundo de 20092​ y el Campeonato de Boxeo Amateur del Mundo 2011, así como la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Pekín 2008 en la división de peso pluma y los Juegos Olímpicos de Londres 2012 en la división de peso ligero. Es considerado por The Ring como uno de los mejores boxeadores libra por libra del momento.

Conocido por su excelente velocidad de manos, timing, precisión, creatividad, por su increíble agilidad mental, su defensa elusiva, su naturaleza atlética, el movimiento de los pies y ser famoso por llevar a sus oponentes a pelear en la Matrix donde son brutalmente superados por las extraordinarias habilidades de «Hi-Tech». Lomachenko es actualmente uno de los boxeadores más valorados en el deporte, así como el mejor boxeador amateur de todos los tiempos. Lomachenko terminó su carrera amateur con un impresionante récord de carrera de 396 victorias y una sola derrota, a Albert Selimov, rival del que se vengó dos veces.

Carlos Ferraro

Profesor Entrenador 5.5.20




Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *