UFC 227 . DILLASHAW VS GARBRANDT Y JOHNSON VS CEJUDO . ¿DUDAS EN LAS MMA?

El Sábado 4 de agosto , nos preparamos en La Tregua , para ver el UFC 227 , en la arena del Staples Center  en Los Angeles .  Mate y charla mediante comenzamos terminadas las preliminares , a ver las de fondo, donde ya vimos peleas bastante desparejas , al igual que en el Boxeo Profesional , pero me llamó la atención por ejemplo , la que protagonizaron Thiago Santos  quien derrotó por decisión unánime a Kevin Holland.

Pelea en la que el brasileño siempre marcó el tiempo del combate. Decidió ir a por su rival e intentar asfixiarlo. Lo fue logrando, y aunque tuvo momentos en los que sufrió por la pericia de su rival, dominó bien y tuvo a tiro la victoria antes del límite. No llegó, pero sí lo hizo a los puntos cómodamente para seguir creciendo dentro del ranking del peso medio. La diferencia en la experiencia y más que nada en peso físico y envergadura, fue evidente que por más que Holland se esforzó , recibió una buena paliza ante un experimentado luchador de mayor tamaño , por lo que no me pareció pareja para nada.

Excelente fue la pelea de las mujeres , donde J Aldrich  venció en decisión unánime de los jueces a Polyana Viana: Combate de contrastes en el que pesaron más las manos de la estadounidense que la buena labor en el suelo de la brasileña. Aldrich conectó buenas contras, mostrando un excelente boxeo que superó a la campeona mundial de Jiu Jitsu  Viana  que no bloqueaba ni se quitaba ninguna mano y eso acabó siendo clave en las cartulinas.

Muy buena actuación de Aldrich , pensamos que Viana debería haber tenido otra estrategia buscando evitar cruzarse francamente con los puños , buscando evadir , patear  , cambiar las alturas para imponer su Jiu Jitsu .

Finalmente llegamos a la esperada pelea de Demitrious Johnson vs Henry Cejudo . Ambos peleadores con excelentes laureles .

Johnson , el Gran Campeón Mosca y a nuestro criterio actualmente el peleador más completo técnica y físicamente de la UFC , exponía por segunda vez su título frente al Campeón Olímpico de Lucha Henry Cejudo , quien había sido vencido por ko en el primer round de su enfrentamiento anterior.

Cejudo ya con más experiencia en las MMA se prepraró concienzudamente para este enfrentamiento al igual que Johnson que presentaba un record impecable con 23 victorias , 2 derrotas y 1 empate. Habiendo batido el record del inigualable Anderson Silva con once defensas por el título .

Viendo y revisando la pelea no entendemos como el jurado le dio la victoria a Cejudo.

Toda la pelea llevó la iniciativa el Campeón , Cejudo basó su estrategia en que no le pegaran , boxeando , mejor dicho defendiéndose con palmas abiertas a larga distancia , buscando llevar al piso a Johnson.

En los tres primeros rounds Johnson ganó claramente la pelea , entrando a golpear con puños y saliendo con una velocidad insuperable ; fundamentalmente llegó en múltiples oportunidades con sus low-kicks que torturaron a Cejudo .

En el cuarto y quinto round Cejudo logró llevarlo en varias oportunidades al piso , en algunas Mighty Mouse pudo salir con técnica impecable y en otras primó el Campeón Olímpico con un fabuloso wrestling, pero nunca pudo golpear ni dañar al campeón plenamente.

Es más , Johnson como gran campeón terminó la pelea buscando un cruce de golpes hasta el último momento.

A nuestro humilde criterio esa pelea no la ganó Cejudo , la ganó Johnson , quizás por un margen apretado, pero quitarle un título así al mejor Campeón de la UFC , no lo concibo.

Históricamente en el Boxeo Profesional y en los deportes de combate para quitarle el título a un Campeón , hay que ganarle claramente.

Cejudo no estuvo ni cerca , es más terminó mucho más golpeado y fatigado que Johnson .

Daría la impresión que la UFC está entrando en un terreno de arreglos y acuerdos pensando más en el dinero que en la seriedad que a nuestro juicio siempre la caracterizó dentro de los márgenes razonables.

La pelea de fondo fue excelente  y merece un comentario aparte :

TJ Dillashaw y Cody Garbrandt son dos luchadores que, podríamos decir, se detestan. Se han dicho de todo y han tenido los peores gestos posibles. Ambos lucharon hace un año por el título del peso bantam y saltaron chispas, especialmente después de que Garbrandt le dedicara una peineta a su rival en medio de la pelea. Son cosas que le pierden al de Ohio, que en ocasiones se viene demasiado arriba. Le pasó en aquella pelea de la que salió noqueado y le volvió a pasar esta vez, en UFC 227. Días antes de la pelea no dudó en decir que era “demasiado rápido, demasiado fuerte y demasiado malo para Dillashaw”, actitud que le ayudó poco. Dillashaw sabía de esta tendencia de su rival y no dudó en prepararle una emboscada. Lo tenía todo preparado al milímetro, con una estrategia muy bien planificada.

La dinámica de esta segunda pelea fue muy parecida a la primera, con Dillashaw trabajando mucho las patadas y Garbrandt saliendo a golpear con su explosividad característica. Pero Dillashaw hizo una pelea muy inteligente. Era obvio que había estudiado a su rival hasta la extenuación y conocía perfectamente sus secuencias de golpeo. Así que, en esta ocasión, cuando Garbrandt salía a golpear, Dillashaw retrocedía un poco y se plantaba para contraatacar con todo. Se lo hizo tres veces y a la tercera le cazó: esquivó su cross por abajo y le colocó una mano al mentón que sacó a Garbrandt de la pelea. A partir de ahí, este intentó sobrevivir, pero era demasiado tarde.

Excelente triunfo de Dillashaw , quien nos pintaba como favorito por ser más ” bicho” que su rival , más astuto , más peleador inteligente.

Para terminar , a nuestro criterio es necesario atender el problema de los pesos de los peleadores , ajustando las categrías , y eventualmente el tema de los jueces porque cada vez aparecer arbitrajes muy discutibles que pueden afectar el indudable éxito de las UFC.

Carlos Ferraro

Profesor Entrenador 09.08.2018




Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *